Make your own free website on Tripod.com

rock and roll en mexico

Jalisco 1

Home
Se buscan....
Sonora 1
Sonora 2
Sonora 3
Jalisco 1
Jalisco 2
Michoacán
Península de Yucatán
El Norte 1
El Norte 2
Tijuana 1
Tijuana 2
Ciudad de México 1
Ciudad de México 2
Ciudad de México 3
Ciudad de México 4

Breves reseñas de los principales pioneros del rock en Jalisco de los 60.

Los Gibson Boys con Manolo Muñoz
gibsonboys-manolo1.jpg

LOS GIBSON BOYS
 
Agrupación formada en Guadalajara, y cuyo vocalista era ni mas ni menos que Manolo Muñoz. Se vienen a probar suerte en México, D.F., y logra impactar el vocalista mas que el grupo. Manolo llega a grabar cuatro discos sencillos con Los Gibson Boys, antes de decidirse a probar suerte como solista.

Al salirse Manolo Muñoz de la agrupación para hacer su carrera de solista, ocupa su lugar Felipe Maldonado, con el que graban diversos sencillos y un L.P. el cual se reeditó en los años 80 como 'Los Gibson Boys de Xavier Reyes'. La agrupación tuvo cierta aceptación, pero se desintegran al poco tiempo y es cuando Felipe decide formar el grupo de 'Los Monstruos' el cual, daría paso a Peace and Love.

Los Gibson Boys con Felipe Maldonado
gibsonboys-felipemaldonado.jpg

Los Gibson Boys se formaron desde Guadalajara. Fue el primer grupo de provincia que tuvo éxito en la Cd. de México. Su primera época con Manolo Muñoz como vocalista, produjo cuatro discos sencillos para la marca Musart, de donde provienen sus únicos tres éxitos El rock de la noche, si te doy mi corazón y Un gran pedazo de amor. Su segunda fase está limitada a la grabación de un solitario L.P. ya sin Manolo.
 
Del disco ya nadie se acuerda que se radio difundió una canción llamada "La pequeñita" en voz de su vocalista en turno, hoy completamente olvidado. Durante la década de los 60, Manolo Muñóz resultó un solista tan importante, que su origen como primera voz de los Gibson Boys quedó totalmente sepultado.  (Fuente: "Canciones de nuestra época, Vol. 1; Gonzalo Gutierrez, Edit. Disco Recuerdo, 1998, México, D.F., 1ª Edición)

Los Gibson Boys de Xavier Reyes
gibsonboys-xavier.jpg

Nota: La agrupación de los Gibson Boys después de Manolo Muñoz, era la siguiente:
Cantante: FELIPE MALDONADO
1ª Guitarra: JOSE PADRINO
Guitarra Rítmica: MARIO BUENO
Bajo: LUIS MEZA
Batería: XAVIER REYES
 
Después de los Gibson Boys, Felipe Maldonado forma el grupo Los Monstruos (1966) con los siguientes miembros: 1ª Guitarra y vocales: Felipe Maldonado; Bajo: Luis Licea; Guitarra Acompañamiento: René Alonso; Batería: Alberto Escoto. Al ultimo, formó parte del grupo Peace & Love, en la etapa psicodélica del Rock en México, junto con Ernesto "Blue" Hernández (saxofón) y él en la Guitarra y vocales, 2ª Guitarra "El Diablito" y Bajo: Ramón Torres. Por último, cabe señalar que el LP de los Gibson Boys ya mencionado, fué reeditado después durante los primeros años 80 como "Los Gibson Boys de Xavier Reyes", quien actualmente sigue viviendo en Guadalajara, Jalisco.
 
"Un saludo para Gustavo Zamora, de un ex- integrante de Los Gibson Boys allá por 1967. Mi nombre es Andres López Amaral, leí lo que se publicó, y como los que vivimos esa época supimos los nombres de los integrantes, los que veo tienen otro apellido, tal vez se pierden en el tiempo como todo, pero ahi estan, aun viven varios de los integrantes de los Gibson, incluso Javier Reyes vive, y la semana pasada estuvimos juntos, recordando esos bonitos dias, y Javier se acuerda de todos los integrantes que conformamos ese grupo, incluso fué el tercero en todo México, reconocido en aquellos años, que como todo nada mas es para unos cuantos, asi es la vida, que le vamos a hacer, yo recuerdo en el '67 llegué a Guadalajara y Quito Monteon trabajaba en el canal 4 de televisa, y fué Quito quien me presentó con Javier Reyes, hice mi casting y me aceptaron en el grupo, todavia tuvimos varias giras, yo regresé a Nogales y Los Gibson todavia estaban activos, fué aproximadamente en el '68 cuando se desintegró el grupo. Voy a detallarle a Javier Reyes esto, y te lo haré saber, porque el tiene toda la discografia de Los Gibson Boys. Atentamente: Andrés López Amaral desde Guadalajara Jalisco. (30/06/05)"  Nota de Isaac Lemus: "Sobre los Gibson Boys: efectivamente poco sonaron en la radio, pero tuvieron dos épocas, la de Manolo Muñoz y la de Gilberto y la que usted menciona en sus escritos que debe ser a partir de 1964-1965".

gibsonboysfelipe2.jpg

Nota hecha por Guillermo López: "...De lo mejor entre los conjuntos mexicanos de rock naciente (1958-1960) es el grupo los Gibson Boys. Nada más oir Lucila y Hay buen rock esta noche, para estar de acuerdo. Por cierto, el pianista era Enrique Reyes y el cantante, Manolo Muñóz, ambos de Guadalajara. Gracias. Guillermo López Camacho (memo_grande@yahoo.com)".  Igualmente, Roberto 'Quito' Monteón nos reporta: "...De las canciones de "Los Gibson", te comento que 'Adios a Jamaica' está cantada por 'El Topolino' <creo que su nombre era Carlos Pérez Limón>, él entró al grupo sustituyendo a Manolo Muñoz cuando decide convertirse en solista. En 'Adiós mi chaparrita', alcanzo a detectar que la primera voz la hace Mario Rojas quien también fue guitarra requinto del grupo. Aunque debo aclarar que Mario no fue de los fundadores, pero sí fué quizá, quien más tiempo estuvo con el grupo, al lado de su fundador y director Xavier Reyes Gibson <De su apellido materno, es que el grupo tomó el nombre, no de las guitarras>. Sobre Manolo, su versión de 'Be Bop A Lula' con los Gibson Boys, es ahí donde tenemos una voz bien rockanrolera. En mi gusto muy particular Manolo tenía una voz muy superior y mas rockanrolera que la de Enrique y Cesar, cuyas voces de "chisguete" en potencia, nitidez y modulación poco tenían que hacer al lado de la de Manolo.  En gustos se rompen géneros. Por último, 'El Canto de Los Grillos' es una muy buena rola instrumental, se detecta que es de la primera época de Los Gibson Boys, debido a que usan "tololoche" (bajo acústico). 'Como te gustaría ser' está cantada por Mario Rojas....en esta época ya hacía tiempo que Manolo Muñoz había salido del grupo y se escucha bajo eléctrico, eso indica que ahí está tocando Luis Ibarra, quien ademas de Mario, sin ser de Los Gibson originales, es uno de los que más tiempo estuvo con el grupo. Incluso en la actualidad, me platican que en Guadalajara, Luis tiene su grupo y se anuncia como "Luis Gibson"...en mi pasado viaje a la "Perla Tapatía" no tuve la oportunidad de contactarlo. Espero y a la próxima poder saludarlo, es buena persona. Saludos: Roberto".

Los primeros 'Monstruos'
losmonstruos1.jpg
Luisillo/Rene/Beto/Polo/Angel

LOS MONSTRUOS (1964-67)
 
Grupo iniciado en 1964 con el nombre de "Los Thunders" tocando rock instrumental. Formado por Angel López (requinto), Luis 'Luisillo' Licea (bajo), Alberto 'Beto' Escoto (batería) y René Alonso (guitarra armonía). Se dedicaban a tocar en eventos privados, tardeadas y diversos casinos de Guadalajara. En una de esos eventos fueron oídos por un representante de Discos TIP (Talento Interpretativo de Provincia) y les invitan a grabar un disco. Beto va a Tijuana y se trae un cantante amigo suyo para que grabe con ellos, siendo éste Leopoldo 'Polo' Murillo, quien además, les sugiere el cambio de nombre a "Los Monstruos". 'Polo' trae nuevas ideas, fisonomía e impacto al grupo ya que tenía mucha influencia de Mick Jagger de los R. Stones y deciden usar trajes con pantalón ajustado, sacos de cuello redondo 'à la Beatle' o con terciopelo en las solapas y el pelo largo. Con esto empiezan a ser muy reconocidos en Guadalajara y alrededores y cambian de estilo, tocando rock mas agresivo, mas para ser escuchados que para bailarlo, sobre todo haciendo covers de Los Zombies, Rolling Stones o The Animals. Esto hace que graben sus primeros dos discos sencillos: 'Gloria/No le corras' y 'Alicia/La última vez'. Continúan sus presentaciones hasta que en 1965, Polo y Angel se van del grupo y deciden traerse a Felipe Maldonado, que por ese entonces, estaba con los Gibson Boys (ver más arriba), quedando el grupo conformado por Luisillo (bajo), Beto (batería), René (guitarra armonía) y Felipe (requinto y vocalista).

losmonstruos3.jpg

Es en esta segunda etapa, en la que se dan a conocer en México, ya que cumplen diversas presentaciones tanto en Jalisco como en Monterrey, alternando en programas de TV al lado de grupos como Los Reno, Simon + 4 y Los Zignos, o de cantantes como Vianey Valdés, 'Polo', Juan 'El Matemático' o Al Suárez, entre otros. En Guadalajara, fueron grupo de presencia obligada en el Canal 4 en programas como "Marcando el paso" y "Muévanse todos".  Continuaron sus presentaciones al lado de Los Gibson Boys en el Café París y en el bar "Antonio's". De esta época, empiezan a componer algunos temas (como 'Una chica como t'u' de Felipe Maldonado) y grandes covers como "Boom boom" de Muddy Waters o "We've gotta get out of this place" de Los Animals, temas que graban en su primer disco L.P. en la marca "SonArt" el cual, es muy cotizado entre los coleccionistas hoy día. Pese al éxito, 'Luisillo' se sale del grupo y regresa a su Tijuana natal, integrándose ya Mario Arellano a la guitarra de armonía y Rene se pasa al bajo eléctrico.

luisfeliperenebeto-monstruos.jpg

Con ésta nueva alineación, continúan sus presentaciones en bares y restaurantes, hasta que desaparecen de la escena musical en 1967 dejando una gran trayectoria en Guadalajara, Matamoros, Monterrey y Puerto Vallarta. Dicha desaparición se debió, en parte, a los proyectos individuales de los integrantes y a la partida de Beto y Felipe a Tijuana para seguir sus proyectos musicales en dicha ciudad, mismo que se hace realidad al formar Felipe al grupo "Peace & Love" junto a Ricardo Ochoa, mientras que Ricardo hizo carrera musical con Peace & Love, Dug Dug's y el grupo "Five Fingers", entre otros. Con Dug Dugs participó en el festival de Avándaro en 1971.
 
Fuente: Libro "Guadalajara y el rock", pg. 47-49

Entrevista aparecida en la revista 'Mexico Canta'
entrevistamanolo.jpg

MANOLO MUÑOZ
(Breve reseña)
 
Nació en La Barca, Jalisco en 1941. Fue uno de los grandes ídolos del rock and roll mexicano de los años sesenta: Éxitos: "Pera Madura", "Lucila", "Speedy González", "Juanita Banana", "Acapulco rock", "El Bikini Amarillo", "El Martillito", "Llamarada", "Ay Preciosa", "Dale Dale". Participó en varias películas como "La edad de la violencia", "Todos somos cobardes", "Jóvenes y fréneticos" y "Juventud desnuda", entre otras.
 
Interpretó también boleros, baladas y temas rancheros. Falleció en 2000 en la Ciudad de México como consecuencia de un derrame cerebral, poco tiempo después de participar en la celebración de los cincuenta años de carrera artística de Angelica María.
(Gracias a Marco Ordóñez, de México, por la información proporcionada)
 
Manolo nació en La Barca, Jal. y vivió en Guadalajara hasta que su familia se trasladó a Colima. Al regresar a Guadalajara en 1956, se puso a trabajar como dependiente de tienda, chover, agente vendedor y finalmente, anunciando en la estación de radio XEAV los spots cantados de su empresa y pronto fue contratado como cantante, empezando a ser conocido tras grabar su segundo LP. Su 3er. LP lo hace casi al terminar el año de 1961. En abril de 1962 se consolida con su cuarto LP y los temas "Speedy González" y "No te creo". Su mayor éxito sale con el 5º LP: "La pera madura". En México se le considera como el primer rocanrolero en grabar con violines. Continuó en activo durante los años 70 y 80. Al regresar a fines de los 90, hizo conciertos junto a Angelica María, Enrique Guzmán y Alberto Vázquez, hasta su repentina muerte en el año 2000.
(Fuente: J. Gutierrez Maya, Historia del rock and roll, vol. 1)
 
10/31/00, 10:54 (Hora de México DF)
Tiene una triste despedida Manolo Muñoz (Reportaje de México HOY)

Ciudad de México, 31 de octubre. Contadas personalidades del ambiente artístico, unos cuantos admiradores y la pena de la familia fueron la característica del sepelio.

Triste realmente fue el último adiós que familiares y amigos le dieron al extinto rocanrolero Manolo Muñoz, pues a pesar de que su muerte era algo más que inminente, la ausencia del pueblo y de personalidades del mundo artístico en su velorio y entierro fueron bastante notorias. Ninguna personalidad o autoridad de la ANDA hizo su aparición, ni tampoco aquellos entrañables amigos como Enrique Guzmán, César Costa, Alberto Vázquez o Johnny Laboriel… Nadie. Sólo la figura de Angélica María destacó el pasado domingo por la noche, cuando asistió a dar el pésame a los tres hijos del extinto cantante: Martín, Maximiliano y Cinthya. Todo fue tristeza y desconcierto en el velorio celebrado en la capilla 5 de Gayosso Félix Cuevas, pues la gente reunida allí, que no excedió el centenar, se preguntó dónde habían quedado aquellos viejos amigos con los que disfrutó Manolo gran parte de su juventud, dónde esa dizque unión tan especial entre rocanroleros de los 60. Nadie encontró respuesta. Toda esa imagen quedó como una gran mentira lastimosa y cruel que llevó a la simple resignación, a acompañar en silencio el dolor de Martín Muñoz, quien se hizo cargo de las exequias de su afamado padre y representado.

—¿Cómo queda el asunto de sus canciones? Las regalías y derechos de autor nos quedan a sus hijos. Es una gran pena la que sentimos todos en la familia, pero hay que pensar en sacar adelante a la segunda generación. La mejor enseñanza que me dejó fue toda esa gran clase que tenía como artista, como compañero de trabajo, y el gran cariño que sintió por mí como su hijo. El aprecio por la vida, por las personas, el no tomar tan en serio las cosas que no valen la pena… Todas esas cosas son las que me dejó y que no se olvidan fácilmente

—¿Sacar adelante a la segunda generación? Sí. Lo que pasa es que siempre nos enseñó a salir adelante pase lo que pase, sin importar si se está ahogado o borracho. Yo tengo 14 años en este ambiente, comencé hace 15 años a trabajar. Soy músico, cantante, productor y actor y, en un momento dado de la carrera pues él me invitó a trabajar a su lado como director musical. Trabajé con él nueve años maravillosos que no pretendo dejar al olvido y trataré de continuar.

—Respecto a las ausencias de Enrique, César, Alberto y Johnny… —Alberto, Johnny, Benny sí se han comunicado… Enrique todavía no, pero me enteré que ayer (domingo) habló muy bonito de mi papá en un programa de radio. Angélica María estuvo anoche aquí y de antemano sé que no toda la gente puede venir pero que lo aprecian, lo quieren y está ahora con mi papá de corazón.

PESARES: El ataúd de Manolo fue llevado a la carroza fúnebre en punto de las 10:45 horas. Una corona de Marco Antonio Muñiz y familia encabezó el séquito de arreglos florales que partió junto con el cuerpo al panteón. En realidad parecía que no pasaba nada fuera de lo común en la funeraria de Félix Cuevas, pues ni gente se dejó ver al último viaje del flemático intérprete, que dejó un disco a medio hacer por el repentino derrame cerebral cuyas complicaciones le robaron la vida el domingo por la mañana. Hubo rumores. Dimes y diretes circundaron la partida de Manolo. Muchos justificaron la poca asistencia al entierro como reflejo de lo malas que habían sido sus relaciones sociales y sentimentales. Algunos sacaron a relucir la mala vida que llevó y que le había dado a su primera esposa, el cómo la maltrató, la manera en que tuvo que enfrentar problemas legales, sus vicios, sus debilidades. Otros, los más, se dedicaron a hablar de su lado bueno, del legado que dejó con sus canciones, de esa imagen del flacucho rocanrolero de anteojos cuadrados y negros que se dejó querer mucho tiempo entre la farándula. Luego de un tiempo y no menos corajes por las manifestaciones en busca del famoso bono sexenal de los burócratas, los pocos asistentes al entierro llegaron a Mausoleos del Angel. El cura que haría el servicio religioso empezó en punto de las 12 horas con su letanía, para terminar escasos 20 minutos después. El féretro de Manolo comenzó a ser empujado lenta y ruidosamente hacia el interior de la cripta vertical. Lo sollozos comenzaron y al ser sellada su última morada, de repente los sonoros acordes de una guitarra acústica irrumpieron en la escena. Llamarada fue la canción de despedida que el trovador Eduardo Torres dedicó a su ídolo, y que fue coreada entre aplausos y lágrimas por sus hijos y su exesposa.

Dos veces entonaron esa letra y luego todo se dio por terminado. Bueno, casi todo, pues otro admirador del malogrado artista se acercó lentamente al sepulcro, acarició la tapa de la bóveda y casi en secreto y con la cabeza gacha entonó Pesares, una melodía más ad hoc para la ocasión, mucho más sentida para un artista de la talla de Manolo Muñoz, cuyos restos descansan en el Plano 10 de la rotonda de Mausoleos del Angel, en la capilla 11B.
 
Alberto Cruz, nos manda la discografía de Manolo: "..anexo te envio la discografia de Manolo Muñoz:

DISCOGRAFIA DE MANOLO MUÑOZ
TITULO DEL ALBUM SELLO CLAVE AÑO
ROCKIN' CON MANOLO MUÑOZ MUSART D-595 1961
BALADAS Y ROCKS MUSART D-621 1961
TWIST MUSART D-683 1962
EL FAVORITO DE LA JUVENTUD MUSART D-747 1962
MANOLO MUÑOZ MUSART D-786 1963
LOS EXITOS DE MANOLO MUÑOZ MUSART D-873 1963
UNICO (ROCK AND ROLL) GAS ING-1009 1965
JUANITA BANANA MUSART D-1200 1966
EN UN RINCON DEL ALMA MUSART D-1347 1968
MANOLO MUÑOZ MUSART ED-1432 1969
MUÑOZ MANOLO TREBOL T-10020 1969
MUÑOZ MANOLO TREBOL T-10125 1970"

LP Los Fugitivos
losfugitivos.jpg

BREVE RESEÑA DE LOS FUGITIVOS
 
"Hola, se habla mucho de los grupos de Guadalajara, pero se olvidan de uno, no he visto en ningún lado que se mencione a LOS FUGITIVOS, adjunto encontrarán la foto de la portada de su disco, entre otros lugares que tocaban, estaba el café París de la calzada Independencia, substituían a los Gibson Boys, además se presentaban también en el programa "Muévanse Todos" del canal 4 de TV. Los Fugitivos contaban con un guitarrista que a mi me apantalló desde la primera vez que los vi y oí, Héctor, no supe su apellido y el Tarzán el cantante. ¿¿Se acuerda alguien de ellos?? . Ellos fueron también "sesenteros". La rola que les oí más fue 'Baila conmigo', y años después me los encontré en Tijuana en el desaparecido lugar "The Blue Note", por la Avenida Revolución. Gracias..."
 
Aportación: Jose Edgar Moreno

los_fugitivos_2.jpg

los_fugitivos_1.jpg

los_fugitivos_3.jpg

Nos comentaba Jose Edgar Moreno sobre las fotos aquí expuestas: "Yo creo que éstas fotos de los Fugitivos de Guadalajara son inéditas, por lo menos no las había visto en ninguna parte; actuaciones en el programa "Marcando el paso" del canal 4 de Guadalajara. De acuerdo al buen compañero Antonio "Tony" Ibarra, el grupo se componía de: Héctor García (requinto), Sergio Ibarra, el 'Tarzán' (cantante), Carlos Martínez (batería), Roberto López (guitarra acompañamiento) y Antonio Ibarra (bajo). Yo nunca ví a los Fugitivos con un teclado, inclusive el disco que grabaron es sin teclas, yo me imagino que fue solamente de adorno, alguien que por ahi se los prestó o que estaba por ahi arrumbado. Quien está recargado en el teclado es Tony Ibarra (bajista) y quien en estas fechas está convertido en todo un blusero con su grupo en Los Angeles".
 
También Antonio Ibarra, bajista original del grupo, informa lo siguiente: "...En referencia al teclado, el tecladista fue Miguel (incluido en la foto). Lo que sucedió hubo algunos cambios cuando estuvimos tocando en Tijuana (el en 'Blue Note'). Carlos (baterista) y Roberto (guitarra), por razones de salud y personales, tuvieron que regresar a Guadalajara. Roberto fue reemplazado por Felipe Maldonado (Peace and Love, Los Monstruos, Los Gibson Boys) pero optamos por un organista y es cuando Miguel Angel se incorpora al grupo. En la batería entró "Tizoc" de los ‘Dug dugs’, Carlos Bozo de Peace and Love, "Payaso" (q.e.p.d.) de Los Dreamers y otros que no recuerdo. Cuando regresamos a Guadalajara en 1967, Carlos se reincorporó a la batería".

mikelaure.jpg

MIKE LAURE Y SUS COMETAS
Mike Laura, un amor en Chapala

(Las citas que se presentan en el cuerpo de este trabajo fueron tomadas de entrevistas realizadas a Mike Laure y publicadas en las revistas México Canta -1965- y Notitas Musicales -1974-). Autor: Jorge Triana (Es Presidente de la Comisión de Servicios Audiovisuales de la Sección 47 del SNTE; coordinador del Festival Internacional de Cine, Video y TV para Niños "Kalidoscopio"; becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Jalisco (1999-2000)

Y no es por nada, pero el Mike Laure es el Bob Marley jalisciense, con ese swing es capaz hasta de hacer bailar una piedra. San Lalo Blues, alías Sergio Fong, poeta y ociólogo. El siguiente, es un texto que forma parte de una investigación para la realización de un documental sobre un ídolo de la música tropical, nacido en El Salto, Jalisco, Miguel Laure Rubio o mejor conocido como Mike Laure; es de gran importancia mencionar que este proyecto es apoyado por el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (FECA), en el área de Difusión del Patrimonio Cultural (1999-2000) y por la U. de G. No muchas veces tenemos la oportunidad de recordar hechos o anécdotas que trascienden e influyen en la formación y el gusto por determinadas manifestaciones artísticas y culturales en nuestra vida, tal vez esto sea porque les damos un escaso valor o simplemente porque las consideramos de importancia secundaria. La música es una de esas manifestaciones artísticas que influyen mucho en nuestra vida (tal vez quien diga que no le gusta escuchar o no ha escuchado música, esté viviendo en otro mundo o fuera de la realidad o extremadamente, se le podría considerar como alguien con una vida amargada) muchos nos enamoramos, nos divertimos, nos enojamos, nos reconciliamos o tenemos malos o buenos recuerdos con los sonidos melódicos de una canción o una pieza musical. La música es parte fundamental en la identificación de toda urbe, es una parte destacada de sus diversas manifestaciones culturales, tal vez más sencilla o muchas veces más compleja que la gastronomía o la arquitectura, sus modismos, sus trajes típicos y tantos detalles más, que definen un estilo muy peculiar de vida en cada ciudad, estado o país. También nos puede remontar a épocas, modas y tradiciones. Muchas veces hacemos la distinción de un país, de un estado o ciudad a otro por su música o bien por sus cantantes o músicos; por ejemplo si escuchamos cantar a Carlos Gardel, nos remite al Tango y de inmediato nos ubica en Argentina; si por ahí escuchamos un Son o una Rumba, nos remite a Cuba; si escuchamos Blues nos pone a pensar en la raza negra, o en Menphis; si nuestros oídos perciben una síncopa de 4/4 evocamos inmediatamente un Jazz de Nueva Orleans o New York y así nos podríamos ir con un sinfín de ejemplos.  En nuestro país es típico escuchar las más diversas manifestaciones musicales, cada mañana y durante el transcurso del día a través del sonido de un aparato reproductor de música nos invita a realizar las tareas del día desde una casa, un taller, una oficina, incluso algunos lugares poco comunes, y esa sensación de escuchar un poco de música hace la vida más llevadera a todo aquel que desarrolla una labor o que escucha la radio por simple disfrute. Así como los lugares tienen sonidos característicos, también tiene una peculiaridad, desde los más monótonos hasta el extremo de rítmicos. ¿Quiénes de los que vivieron en la etapa de años ’60 y ’70 y muchos de los que nacimos en esa época, no recordamos las fiestas, bailes o reuniones familiares, donde se escuchaba y se bailaba música? ¿Quiénes, también, no recordamos el Swing, el Mambo, el Cha cha chá, el Danzón, la música tropical que nos llegaba con influencias colombianas y cubanas, sobre todo? En la actual cultura de masas, son dos los únicos valores que parecen tomarse en cuenta para hablar de la trascendencia de un artista: su popularidad –que puede ser efímera, pues lo que es hoy un éxito, no tiene garantizada su permanencia en el gusto popular–, y todavía más importante, ser el primero en incorporar un género o peculiaridad a un ritmo propio.

En Guadalajara surgió un músico que interpretaba muy bien los ritmos juveniles de su época (el Rock and roll, swing y el A go gó), pero a pesar de ello sus mayores éxitos los obtuvo con la Cumbia, después de fusionar varios ritmos y con letras en doble sentido o con un humor muy peculiar. En los bailes populares, grabaciones musicales (alrededor de 76 discos LP en su carrera), televisión y centros nocturnos de la capital mexicana, fue donde más se notaron sus triunfos, mismos que lo llevaron a incursionar hasta en el cine: El agente 00 Sexy (1967), nos referimos a Mike Laure, quién en realidad se llama Miguel Laure Rubio y nació un 29 de septiembre de 1937, en El Salto, Jalisco. "Nací en El Salto, Jalisco y mi origen es humilde en todos los aspectos: vivíamos muy mal, vestíamos peor y apenas si nos alcanzaba para mal comer. Apenas comenzábamos a hablar y ya trabajábamos, vendí dulces, chicles, pan; también trabajé en el campo, luego fui obrero textil, entre otros muchos trabajos". Cuando tenía 8 años de edad le compraron su primera guitarra y, posteriormente, se hizo un buen baterista. Aprendió a tocar guitarra hawaiiana y el bajo para lanzarse como profesional en un casino de Guadalajara, donde fue descubierto y contratado por una firma disquera. "Desde pequeño comprendí lo difícil que es vivir. Mi padre murió cuando yo era muy chico, mi mamá siempre estaba enferma, y los únicos ingresos de que disponíamos eran los de mis dos hermanos mayores, que eran ínfimos. Yo fui el más chico, pero nunca tuve niñez." En la época que surgía el movimiento del Rock and roll, Mike Laure logró fusionar los diversos ritmos provenientes de distintos lugares, creando un sonido muy peculiar con éxitos como "La rajita de canela", "039", "Tabaco mascado", o "La banda borracha", tomando los ritmos primitivos del África y mezclándolos con las influencias cubanas y latinas como la Charanga, el Son, la Rumba, entre otros muchos, creando así un sonido muy característico. "La afición por la música la heredé de mi madre, ella tocaba diferentes instrumentos, aunque nunca lo hizo profesionalmente, y también todos los miembros de mi familia tocaban algún instrumento". Miguel Laure Rubio integró su primer grupo musical en 1951 y en 1958 formó el grupo "Los cometas", con sus primos Chelo Rubio (solista), Raúl Rubio (saxofón), José Rubio (batería y coros), Narciso de Anda (acordeón), su hermano Antonio Laure (batería) y Ramón Arreola (guitarra rítmica).
"Desde pequeño me dio por formar grupos musicales con mis hermanos o mis amiguitos, tan pobres como yo. Como no teníamos dinero para comprar instrumentos, los construíamos y así recorrimos todas las tiendas del pueblo cantando. A cambio recibíamos dulces y galletas, frutas o pan, y en ocasiones hasta dinero".

Laure, cantante con voz muy melodiosa, rítmica, sabrosa (como pocos), trató de sobresalir en su estado natal, Jalisco, sin lograrlo plenamente. Su nombre verdadero lo cambió por el de "Mike" cuando se presentó en Laredo, Texas, en su modalidad de cantante de Cha cha chá. Después de haber incursionado en el Rock and roll (de hecho ejecutaba covers de éxitos de Bill Halley adaptados al español) y después en el Twist, no teniendo el éxito esperado, con piezas de su autoría como "Manzanillo Twist", decidió cambiar al ritmo tropical, siendo la Cumbia la que le dio más triunfos, el tema "Tiburón, tiburón" y después "Mazatlán", fueron los primeros que lo colocaron en el gusto del público. Poco después fue contratado para presentarse a trabajar en la capital de la República, en un centro de primera, llamando de inmediato la atención del público ya con el nombre Mike Laure. Realmente no tenía en su haber ningún hit musical, con excepción de "Tiburón, tiburón" y "Mazatlán". "En lo personal no me considero un mal artista ni haberle hecho algún perjuicio a otro; sé que tengo varios defectos, como el de no poseer una buena voz, no tener una fuerte personalidad, entre otras cosas, pero lo único que pretendía es agradar al público que gentilmente me escuchaba. Yo toqué y canté lo que más les gustaba, por ejemplo, mi repertorio era bastante variado y eso es una gran ventaja, porque si salía a escena y veía que algunas personas estaban ‘alegres’ y me pedían determinadas canciones, no tenía ningún motivo para no complacerlos".

El inicio de su carrera lo hizo en Guadalajara donde comenzó a cantar en clubes exclusivos, siendo contratado por el "Beer Garden" de Chapala, en donde estuvo tocando mucho tiempo, es por eso que es considerado oriundo de Chapala. Laure, desde la Cumbia intercaló una que otra pieza con el A go gó, resultando una mezcla musical que fue aceptada por su público. No fueron pocos los que le dijeron que el éxito de sus canciones se debía exclusivamente a que estaban hechas en ritmo de Cumbia, que tanto gustaba en los días que aparecieron sus grabaciones. Sin embargo, al poco tiempo, Mike Laure lanzó a la fama nuevas canciones con las que reafirmó su gran calidad artística, demostrando así que no era la "llamarada de petate" que muchos suponían. "Por fortuna llegué a tener muchísimo trabajo, de teatro de revista pasé a centros nocturnos, después de haber filmado algunos programas de televisión, o haber grabado toda la mañana en la compañía disquera ‘Musart’. Los fines de semana ya tenía compromisos en fiestas, en salones de baile de provincia. Conocí el teatro, los discos, la televisión, etc., y por ninguno tuve preferencia, porque todos me gustaban mucho y me fue bien actuando en cada uno de ellos". Otra etapa de Mike Laure y que se une fielmente a las manifestaciones culturales más populares era su afición a la Lucha Libre, a la que asistía como aficionado, para presenciar los enfrentamientos que sostenían sus grandes favoritos como "Ringo" y "El Cachorro" Mendoza, con los que mantiene una gran amistad. Prueba de ello, es el gusto de la música de Laure por los más famosos ídolos del pancracio mexicano. La primera de sus canciones en hacerse famosa fue "Mazatlán", que alcanzó una gran popularidad en toda la República Mexicana, y no solamente, sino que traspasó las fronteras llegando a Centro y Sudamérica, desde donde reclamaban la presencia del cantante. Posteriormente y con la misma fuerza, aparecieron nuevas grabaciones que vinieron a encadenarse a la lista de éxitos del cantante "de Chapala"; éstas fueron, entre otras: 039, No llores y Amor en Chapala, canciones que por mucho tiempo fueron muy solicitadas en los programas de radio dedicados a las complacencias. Al inicio de su carrera, algunos críticos decían que era imperdonable la audacia de Mike Laure, y no fueron pocos los que se equivocaron, al creer que después de "Tiburón, tiburón" bajaría totalmente su popularidad. Resultó lo contrario, ya que fue precisamente en ese tiempo cuando Laure y su orquesta "Los Cometas" fueron los más solicitados, tanto en la Capital como en el interior, y sus canciones ocuparon los mejores sitios en el cuadrante de la radio y en las listas de popularidad. Respecto a sus grabaciones, es por demás mencionar que sus éxitos predominaron en cualquier fiesta o reunión, ya sea familiar o festejo multitudinario. "Puedo decir lo bonito que se siente ser aplaudido y conocido; una de mis grandes satisfacciones es haber actuado en Guadalajara, en la Plaza de Toros que se encontraba enfrente del Hospicio Cabañas (hoy Plaza Tapatía) y en grandes casinos. Pero el gusto que tengo, no es por el hecho de haber tocado ahí, sino que esos sitios nunca habían sido llenados a tal grado, por ningún artista, como lo hice en esas presentaciones. Fue algo que me emocionó mucho, por tanta gente que me aplaudía, que me pedía otra y otra canción". Cuenta la prensa especializada de esa época, que el cantante era muy sencillo; a pesar de ello, el fanatismo por Laure quedó demostrado en más de alguna ocasión por el público, que asistía a sus presentaciones en un teatro de revista donde ocasionalmente tocaba. En alguna ocasión, Mike Laure tuvo un fuerte dolor de muelas y, para calmarlo, tomó un medicamento que lo intoxicó y tuvo que estar en reposo. El primer día que enfermó, el cantante todavía quería salir a actuar, pero al final no pudo. Cuando al público le fue comunicado que esa noche no se presentaría el cantante, estallaron las protestas, amenazaron con quemar el teatro e incluso llegaron a la audacia de introducirse a los camerinos y buscar al cantante que suponían estaría allí. Al convencerse, finalmente, de que no se encontraba allí, todavía siguieron protestando; para remediar esa situación, la empresa tuvo que devolver la mitad de las entradas a cerca de trescientas personas que se negaban a abandonar el lugar sin ver a Mike Laure.

"En esa ocasión de la Plaza de Toros también tuve una huella desagradable: fueron tantas las personas que fueron a verme que hubo muertos, heridos y desaparecidos... Y siento que indirectamente tuve la culpa de aquellos incidentes tan penosos, en contraste con la felicidad que logré cuando pude cumplir una promesa hecha conmigo mismo y con el público tapatío, de que algún día triunfaría para ellos, cosa que creo haber realizado en esa ocasión". Mike Laure, hasta hace poco continuaba siendo el mismo de siempre. El éxito no se le subió a la cabeza (pese a que algunos opinen lo contrario), sigue siendo amable y sencillo con todos. Dicen que le gusta salir, caminar por las calles y saludar a todo aquel que lo reconoce, siempre dispuesto a autografiar su foto a quien lo solicite; recién, el 29 de septiembre de 1999, cumplió los 62 años de edad. Hasta ese día gozaba de buena salud y la pasó en la Ciudad de México, donde desde hace tiempo radica, siempre con una sonrisa amable para aquellos que lo reconocen y se acuerdan de él. Desde su retiro, en la Cd. de México, comenta estar muy agradecido con la vida, por haber logrado una de las carreras más fructíferas en la música popular bailable de nuestro país. Así de sencillo seguía siendo cuando se le vio públicamente, lo que resta ahora es indagar más sobre su vida y su obra, objetivo que tiene el trabajo documental que se pretende realizar y terminar en julio de 2000. Con la realización de este documental, se quiere brindar un sincero homenaje a una de las celebridades de la música tropical nacional y, sobre todo, a un jalisciense, quien a pesar de estar dentro de un tan reñido campo de trabajo, como lo fue en su época la música tropical, logró sobresalir entre muchos músicos y cantantes de esa etapa de la historia musical de México. Sus canciones fueron bailadas por nuestros padres, tíos y hasta abuelos, mucha gente lo recuerda con gusto y nostalgia y, sobre todo, actualmente al escuchar cualquier pieza de los nuevos CD’s remasterizados, uno no puede evitar moverse al compás de la música y, por qué no, con esa música y la forma tan peculiar de interpretarla, invita hasta al más arrítmico a, como popularmente se dice, "mover el bote".

(Fuente: http://www.latarea.com.mx/articu/articu13/triana13.htm)

Mike Laure con su guitarra
mikelaure2.jpg

Nombre: Mike Laure
Disciplina: Música popular
Lugar y Fecha de Nacimiento: El Salto, Jalisco, México (1927-2000)
Sinópsis Biográfica: Jóven muy inquieto que se acercó pronto a la música como ayudante del grupo “Los Ocampo“ cuando tocaba los fines de semana en los populares centros sociales ubicados muy cerca del muelle de Chapala en los años cincuenta. En 1954 formó su propio grupo llamado “Mike Laure y sus Cometas“, donde cantaba y dirigía al grupo que pronto fue creando fama y seguidores, especialmente en el “Beer Garden“ y en el “Montecarlo" donde era muy difícil conseguir localidades, dada la gran demanda del público de Guadalajara y de los alrededores del propio Chapala. Las grabaciones no se hicieron esperar, lo cual le significó darse a conocer en todo el país, esto motivó que se fuera a radicar a la ciudad de México donde inició su gran proyección nacional e internacional ya que llevó su música a Canadá, Estados Unidos, Centro y Sudamérica, así como en España donde su música tuvo gran aceptación. Empezó tocando de todo tipo de música, incorporando Rock y twist, después derivando el género musical. Algunos de sus más grandes éxitos fueron: “Tiburón a la vista”, “ La rajita de canela”, “ La banda borracha“, “Mazatlán“, “Chapala“ y “La cosecha de mujeres“. Su última presentación fue en Guadalajara en el centro de espectáculos “ Rio Nilo“. Murió en la ciudad de México a los 72 años.

Fuente: http://www.scfomentar.com.mx/Jalisco/Tapatios/data/file150.html

lpmikelaure.jpg

Discografía rocanrolera de 'Mike Laure y sus Cometas' (gracias a Jorge Mancilla por la información): BARCO ROCK, BETTY, BOOGIE DE LA GUITARRA, EL BRACERO, CAMINA DERECHITO, CON MIS SUEÑOS, CONOCI A TU PAPA, CHATANOOGA CHOO-CHOO, CHATTANOOGA TWIST, CHICA ALTA Y DELGADA, CHOCOLATE CALIENTE, LA CHOMBA, DAME UN BESO, DE QUE SIRVE VOLAR, EL DIAPASON, EN LA ESQUINA, EN LA PLAYA DEL WAIKIKI, ENSALADA TWIST, ES TARDE, ESTUDIANTE DEL ROCK, FUISTE A ACAPULCO, GUADALAJARA TWIST, GUITARRA EN ORBITA, LA GUITARRA FELIZ, JUGANDO AL AMOR, JUSTINIANA, LA-LA-LA, LA MANO PACHONA, MANZANILLO TWIST, MAÑANA, MAS,MAS, ME VOY PA´ LA HABANA, EL MOSQUITO, PAIS TROPICAL, LA PESCADORA, POCO, CHICO, MUCHO, LA PULGUITA, QUE VOY A HACER, RAUNCHY, EL REBELDE, ROCK DE LOS MIKES, SI NO ME QUIERES, TENGO LA PIEL CANSADA, TIENE CERILLO, VOY SOLO, LA YEGUA COLORADA, YO EN MI CASA Y ELLA EN EL BAR
 
 

Gracias por visitar nuestra página...¡No dudes mandarnos un correo electrónico!

"..Yo se muy bien que esa chamaca en un peligro mortal...."